martes, 12 de septiembre de 2017

Homenaje a las personas trabajadoras humanitarias: la pluma y las cifras de Xavier Colin

-->
Rendir homenaje a los trabajadores y trabajadoras humanitarios, también es reconocer y defender la pertinencia de su acción, demasiado a menudo cuestionada en estos tiempos de «fake news». El periodista Xavier Colin, embajador de Terre des hommes – Lausana (Tdh – Ayuda a la infancia), aprovechó la ocasión del Día mundial de la ayuda humanitaria, el 19 de agosto,  para reforzar ciertas certidumbres, comprender mejor algunas realidades… y dar la vuelta a algunas falsas ideas.
*¿Verdaderamente, emigrantes económicos?
¿Oleadas migratorias? ¿La mayoría de todos los que cruzan el Mediterráneo y logran alcanzar suelo europeo serían emigrantes económicos y no refugiados? Idea ampliamente extendida en algunas esferas políticas. Problema: esta pseudo-mayoría, ¡resulta ser una verdadera minoría!
Las estadísticas -basadas en una encuesta del Economie and Social Research Council realizada en los centros de acogida de Grecia, Italia y Malta – se han redactado así: el 80% de los “que llegan” huyen de situaciones de guerra y de gran violencia en su país de origen, incluyendo el trabajo forzado, las restricciones sexuales o, entre otras violencias, las discriminaciones étnicas. El 18% de esta población reconocía el carácter exclusivamente económico de su migración. A partir de aquí, lo mejor es aprehender la realidad de las cifras entre los que parten voluntariamente y los que no pueden escoger más que el exilio. Otro hecho notable, y esta vez no es una falsa idea: una cuarta parte de los que llegan, son menores.
*Menores no acompañados: 10.000 han desaparecido, según Europol
Entre los niños y niñas migrantes, muchos de ellos no van acompañados. Después de un estudio en profundidad de la fundación PorCausa, tenemos estimaciones tanto edificantes como terribles: en 2016, 63.000 menores no acompañados llegaron a territorios de la Unión Europea. Entre ellos, contamos que casi la mitad provienen de Siria y de Afganistán. Ahora bien, según Europol, 10.000 de estos menores han desaparecido. Ellos simplemente faltan a la llamada.
Seguramente, debemos contar con los que -y es una suerte en lo que les concierne- discretamente han logrado reunirse con sus familiares ya establecidos en Europa; también debemos tener en cuenta eventuales duplicaciones y posibles malentendidos entre las diferentes administraciones de la UE. Esto no impide: que sean miles de chicos y chicas que estén abandonados a su suerte, de los cuales algunos y algunas son víctimas de las redes europeas de prostitución y de trabajo forzado. De ahí, la necesidad y la oportunidad de trabajar, como lo hace Tierra de hombres a través de varios programas, para la protección de esta infancia “descuidada”.
*Sudán del Sur: un número récord de personas trabajadoras humanitarias muertas 
Otra triste confirmación de las cifras de la situación humanitaria tal como se presenta, entre otros ejemplos, en Sudán del Sur: se registra un número récord de personas trabajadoras humanitarias muertas desde el comienzo de la guerra en 2013: ¡82 muertos! Desde el comienzo de este año 2017, se cuenta ya en el país con la muerte de 12 miembros de ONGs así como 8 ataques a convoyes. 
A propósito de eso, una precisión que reviste una gran importancia: según los recientes datos de «Aid Worker Security Database», el 80% de las 208 personas trabajadoras humanitarias muertas, secuestradas o gravemente heridas en el mundo en 2017, son o eran empleadas locales. Cabe señalar que el número de investigaciones que siguen a estos abusos y que han hecho posible la presentación de posibles culpables ante los tribunales, sigue siendo totalmente desconocido ...
*¿Una industria humanitaria en pleno apogeo?
Una última estadística particularmente reveladora, se debe al profesor genovés Gilles Carbonnier en su estudio fechado en julio de 2017 «Humanitarian economics: War, disaster, and the aid market»: cuenta que la industria humanitaria está en pleno  «boom».  En 1990, la asistencia humanitaria representaba el 3% del total de la ayuda al desarrollo. En 2016, esta misma asistencia ha subido al 12% y se cifra en el mundo en 27,3 mil millones de dólares.
En resumen, y debido a la incapacidad de muchos poderes políticos para resolver diversas situaciones de crisis, la acción humanitaria, por defecto, es ahora una parte integral de la gobernanza mundial. ¿Son buenas o malas noticias? De estos "verdaderos" datos, cada persona sacará sus conclusiones...

Xavier COLIN
Periodista
Fundador de Géopolitis
Embajador de Terre des hommes  

Fuente original: http://bit.ly/2jetLzR

sábado, 9 de septiembre de 2017

Myanmar - Dar a los niños y niñas el derecho a crecer en una familia


En Myanmar, numerosos huérfanos y niños y niñas de las calles son acogidos en establecimientos cerrados. Estas instituciones gubernamentales son conocidas por estar mal equipadas para el desarrollo de los niños y niñas. Terre des hommres – Lausana (Tdh – Ayuda a la infancia), con el apoyo de UNICEF, ha puesto en marcha un nuevo modelo para permitir a los niños y niñas crecer en un medio familiar. Las familias de acogida ofrecen una alternativa a la detención y un entorno cálido y seguro, favorable a la reinserción de niños y niñas en la sociedad.
Encontrarse en la calle es una realidad para numerosos niños y niñas en Myanmar. Separados de su familia deben vender flores, trabajar en las tiendas de té, recoger basura o mendigar para subsistir. Abandonados a su suerte, estos niños y niñas corren riesgo de violencia física y de explotación sexual. Las autoridades atrapan regularmente a los niños y niñas de las calles y los detienen hasta que un tutor legal se manifieste. Por lo demás, son transferidos a “escuelas de formación”, que son unidades residenciales cerradas. Estas instituciones están mal equipadas para el desarrollo de niños y niñas y separan a los menores de sus familias.
Reunificación familiar
Para conseguir su pleno potencial, es necesario que los niños y niñas tengan relaciones positivas, seguras y duraderas. Las familias ofrecen un mejor entorno para los niños y niñas: esa es la convicción de Tdh. Los niños y niñas que viven en establecimientos cerrados, porque estaban en la calle o habían cometido una infracción, reciben nuestra ayuda para encontrar a su familia. Después de una evaluación, si la reunificación es posible, los menores pueden regresar a su casa y les hacemos un seguimiento para verificar que todo va bien.
Familias de acogida - cuidados alternativos 
Hemos lanzado el modelo de familia de acogida, un concepto que ya ha sido probado en otros países. El Gobierno de Myanmar nos apoya en la identificación de familias capaces de ocuparse de un niño o una niña que no ha podido reunirse con su familia o sus parientes.
Preservar la familia
Tdh trabaja también en la preservación de la familia. Nuestros equipos locales sensibilizan a los padres y madres en la falta de cuidados y en el riesgo de abuso y explotación. Esta acción contribuye a impedir que los menores vivan en la calle o infrinjan la ley.
Desde 2010, Tdh ha facilitado la reinserción de 500 niñas y niños desde las escuelas de formación hacia sus comunidades de origen. Sin embargo, 70 menores no han podido ser reintegrados en sus familias. Esto pone en evidencia la necesidad de soluciones alternativas que empiezan a ser puestas en marcha en el medio urbano con las dos primeras familias de acogida seleccionadas, que están recibiendo un curso de formación. Esto da a los niños y niñas abandonados a su suerte la posibilidad de crecer en un entorno protegido y desarrollar relaciones duraderas y seguras para su futuro.
Fuente original: http://bit.ly/2jetLzR 

domingo, 3 de septiembre de 2017

Bangladesh - Ayuda de urgencia a 15.000 víctimas de las inundaciones


Es una de las peores situaciones provocadas por el monzón desde hace años en el sudeste de Asia. Millones de personas se han visto afectadas por las inundaciones y por la insalubridad de las aguas. Terre des hommes – Lausana (Tdh – Ayuda a la infancia) se moviliza en este momento para apoyar a las familias afectadas en Bangladesh.
Las lluvias del monzón han provocado mortíferas inundaciones en Asia del Sur-Este,  destruyendo las casas y matando al ganado.  Enfrentados a las peores inundaciones desde hace 30 años, los equipos de Tdh ofrecen actualmente ayuda a las víctimas de la catástrofe en Bangladesh. Agua potable, tabletas de purificación y kits de higiene se han distribuido a más de 15.000 personas afectadas por las inundaciones.
«Hay escasez de agua potable, los pozos están inundados por agua con lodo…. Además, también queremos evitar la diseminación de enfermedades ligadas al agua, que suponen un gran riesgo para la salud, en particular para los niños y niñas y para mujeres embarazadas y en época de lactancia, que son los más vulnerables», explica Sophie Parron, encargada de los programas de Tdh en la zona de Asia. «Nosotros teníamos un stock de contingencia en previsión de una crisis, lo que nos ha permitido ser reactivos».
Es deplorable pues hay más de 200 muertos en Nepal, India y Bangladesh. Presente en este país regularmente afectado por las catástrofes naturales desde hace décadas, Tdh ha podido poner en marcha medidas preventivas que han pasado la prueba  de reducir los daños. Por ejemplo, la puesta en marcha de infraestructuras sobre-elevadas para proteger los cultivos, las casas, las carreteras y los espacios comunitarios.
Fuente original: http://bit.ly/2eT1wCu

lunes, 28 de agosto de 2017

A mediados de 2017, hemos conseguido ya tres grandes éxitos para los niños y niñas


A medio camino del año, el verano es un momento propicio para echar un vistazo por el retrovisor. Y vemos tres éxitos, tres grandes realizaciones que jalonan el camino recorrido y refuerzan todavía más nuestra determinación en conseguir otros éxitos en 2017 para mejorar la vida de los niños y niñas.
Dos centros nuevos en Irak para las familias que huyen de los combates.
A pesar de las condiciones de las intervenciones particularmente peligrosas, nuestros 150 colaboradores en Irak trabajan además cerca de la línea de fuego. Corremos riesgos calculados para responder a las necesidades de los niños y niñas, obligados a huir de los combates. Terre des hommes – Lausana (Tdh – Ayuda a la infancia) ha  abierto dos centros de acogida en Al-Sherqat, pudiendo acoger a cientos de familias.
Después de haber cruzado el Tigris, para escapar del grupito Estado islámico, estos centros representan los primeros lugares seguros para las familias. Agotados y hambrientos a su llegada, los niños y niñas y sus familias reciben inmediatamente mantas y colchones para pasar la noche. Su periplo no acaba aquí. En general les faltan dos días antes de reunirse con sus parientes o llegar a los campos de desplazados. Nuestros dos centros de recepción nos permiten ayudar a 600 niños y niñas al día. Desde el comienzo de nuestra intervención, la más importante en la historia de nuestra organización en un contexto de crisis humanitaria, hemos ayudado a más de 400.000 personas víctimas del conflicto.
En Gaza, nuestra acción de ayuda ha logrado sus frutos
Algunas líneas en un texto pueden cambiar vidas: después de meses de presiones y de alegatos en Gaza, Tdh ha obtenido la liberación de once chicos de 11 a 17 años. Como Khaled de 16 años, encarcelado durante cinco meses por robar dos bidones de agua a su empleador, que no le quería pagar, los demás también estaban detenidos por infracciones menores. Las diligencias que hemos emprendido han permitido liberar a Khaled y a los demás menores. Se les ha ofrecido una formación profesional para conseguir una reinserción en la sociedad como alternativa a la detención. Por primera vez en Gaza el sistema oficial ha aprobado esta medida y últimamente, un juez ha firmado un documento oficial substituyendo la detención de los menores por formación profesional.
En Macedonia, nuestra ayuda a los olvidados de los Balcanes
Las crisis ocultan a otras pero las realidades quedan. Aunque después de 2016 son menos objeto de atención mediática, los refugiados continúan padeciendo las consecuencias del cierre de las fronteras en la ruta de los Balcanes. Bloqueados en los centros de tránsito en Macedonia durante meses los emigrantes se encuentran en una situación de extrema precariedad. Gracias a nuestra posición estratégica al borde de las fronteras hemos podido aportar una ayuda psicológica a los niños y niñas a menudo desorientados por este periplo. La puesta en marcha de una ayuda humanitaria móvil ha permitido salvar vidas durante las condiciones particularmente difíciles. Nuestros equipos han ayudado a más de 1.500 personas.
Descubre nuestro vídeo:

Fuente original: http://bit.ly/2wiqv9S
 

lunes, 21 de agosto de 2017

Tdh presenta un proyecto de envergadura a Doris Leuthard en Bénin


¡Suiza y Benín celebran su fiesta nacional el mismo día! El uno de agosto es la ocasión  de recordar la visita  de Doris Leuthard a Cotonou en julio. Sensible a la cuestión de los niños y niñas emigrantes, la presidenta de la Confederación suiza se entrevistó con el responsable de Terre des hommes – Lausana (Tdh – Ayuda a la infancia) para África del Oeste y del Este, Jean-Luc Imhof.
La Confederación suiza acaba de comprometer un montante de 80 millones de francos en tres años para Benín, uno de los países más pobres del mundo. Los acuerdos ratificados el pasado julio por  Doris Leuthard en Cotonou, la capital económica, deben ayudar a las explotaciones agrícolas familiares, a la educación básica y a la formación profesional de los jóvenes.  Al tiempo que se ponen obstáculos a la explotación infantil en el país.
Sensible a la situación de los jóvenes migrantes, Doris Leuthard se ha informado gracias a nuestro responsable en África sobre las medidas de protección puestas en marcha. Estos niños y niñas recorren kilómetros para encontrar trabajo entre Costa de Marfil y Nigeria. Con Benín, Togo y Gana, son cinco países del Golfo de Guinea que están vinculados.
Le hemos presentado un proyecto de envergadura que nosotros defendemos con Enda Jeunesse Action y el Mouvement africain des jeunes travailleurs, junto con los ministerios y las comunidades locales. El compromiso de Tdh y de sus colaboradores sobre el terreno va a permitir prevenir los riesgos ligados a la emigración de 25.000 jóvenes elegidos por sus comunidades.  Esta red permite acompañar a los que se encuentran en el ancho corredor de Abdijan-Lagos  o sobre un camino todavía más arriesgado, hacia Europa. Una respuesta colectiva y coordinada a los riesgos de maltrato, abuso y trata que amenazan a estos menores en el camino de la emigración.
«Nuestros esfuerzos deben permitir a los niños y niñas explotados recibir ayuda, acceder a sus derechos y mejorar su situación. Animaremos a los actores institucionales, a las comunidades y a los padres y madres a poner en marcha medidas que inciten a los menores a quedarse en las proximidades de estructuras establecidas, en vez de arriesgarse a una emigración peligrosa hacia Europa», explica Jean-Luc Imhof. «Aunque las necesidades son inmensas, el interés de Doris Leuthard por nuestros proyectos en Benín es un signo positivo y tranquilizador.»
Fuente original: http://bit.ly/2x5IPTE

lunes, 14 de agosto de 2017

IeDA - Una innovación para la salud de niños y niñas


En Burkina Faso, donde un niño o niña de cada diez mueren antes de los cinco años, Terre des hommes – Lausana (Tdh-Ayuda a la infancia) ha desarrollado el IeDA (Integrated e-Diagnostic Approach), una aplicación móvil de tele-salud que acompaña al personal de enfermería en el diagnóstico de las enfermedades infantiles. Una innovación que ya ha sido probada, y se puede descubrir en el vídeo:
 
540.000 niños y niñas consultados  
«IeDA es una pequeña revolución en el mundo de la telemedicina», se entusiasma  Guillaume Foutry, responsable del proyecto en Burkina Faso. En 2011, Tdh  apostó  por mejorar la asistencia médica de los niños y niñas informatizando los centros de salud en las zonas rurales. Seis años después, el proyecto recoge sus frutos: 330 centros de salud están equipados con tablet y más de 2.000 enfermeros y enfermeras utilizan la aplicación. En el transcurso de dos años, 540.000 niños y niñas han sido visitados con la ayuda del IeDA. Conoce más el proyecto IeDA
Fuente original: http://bit.ly/2uCs3xP

martes, 8 de agosto de 2017

Luchar contra el trabajo infantil en origen


Los dirigentes de los 20 países de la cumbre del G20, en su reunión de Hamburgo, se han comprometido a eliminar el trabajo infantil en las cadenas de aprovisionamiento de ahora a 2025, subrayando así la responsabilidad de las empresas en materia de respeto de los derechos de la infancia. Terre des hommes – Lausana (Tdh – Ayuda a la infancia) juega  un papel  en la consecución de este importante objetivo.
Actualmente 168 millones de niños y niñas en el mundo son obligados a trabajar, de los cuales 85 millones trabajan en actividades peligrosas, el riesgo de explotación de los menores acecha en el conjunto de la cadena de aprovisionamiento. La violación de los derechos humanos y de las normas laborales en estas multinacionales ha sido objeto de discusión durante la cumbre del G20 que ha tenido lugar en Hamburgo.
Los países del G20 se han comprometido a tomar medidas inmediatas y eficaces para eliminar el trabajo infantil de aquí a 2025 concentrándose particularmente en la responsabilidad de las empresas en materia de respeto de los derechos humanos. Responsabilidad que afecta no solamente  al medio laboral inmediato sino a toda la cadena de aprovisionamiento. Se trata de una tarea compleja y alcanzar este objetivo necesitará la colaboración de gobiernos, empresas, sindicatos y ONG. En este marco, Tdh está designada para ayudar a las empresas a operar los cambios estructurales deseados.
Según Peggy Herrmann Ljubicic, responsable del programa sobre trabajo infantil: «En nuestros días, para maximizar su valor social y comercial, las empresas están interesadas en luchar contra el trabajo infantil. Por eso, es esencial abordar el problema bajo un nuevo ángulo: solicitando para ello la participación de las empresas que juegan un papel en la cadena de aprovisionamiento. Juntos, gracias a una colaboración constructiva e innovadora podremos crear nuevos modelos de negocios que contribuyan a eliminar el trabajo infantil y las condiciones de explotación a todos los niveles
Hasta ahora, Tdh se ha concentrado en el trabajo de los empleados domésticos, en la explotación sexual y en el trabajo infantil en las pequeñas empresas. Hemos colaborado con los propietarios de las fábricas de ladrillos para eliminar el trabajo de los niños y niñas menores de 16 años y darles la oportunidad para ir a la escuela y mejorar las condiciones de trabajo de los jóvenes mayores de 16 años. Iniciativas que han dado sus frutos.
Nuestro primer objetivo es reducir el número de niños y niñas empleados en las cadenas de aprovisionamiento. Con este fin, esperamos colaborar con las multinacionales para velar por el respeto de los derechos humanos y de las normas laborales y así acudir a la fuente para eliminar las peores formas de trabajo infantil.
En 2016, Tdh ha acudido en ayuda  de más de 200.000 niños y niñas víctimas de explotación o en riesgo de serlo. Gracias a la colaboración con ventajas recíprocas en el sector de la confección, de la extracción minera y de la agricultura, trabajamos para poner fin a la explotación laboral infantil en el mundo y garantizar el respeto de los derechos de la juventud trabajadora.
Fuente original: http://bit.ly/2vBtFau  

jueves, 3 de agosto de 2017

«La nueva ley húngara tendrá repercusiones sobre los niños y niñas.»

En Hungría, una nueva ley discriminatoria en contra de las ONG que se benefician de financiación extranjera podría tener un efecto devastador en la sociedad civil. Terre des hommes – Lausana (Tdh – Ayuda a la infancia), que tiene conciertos con numerosas organizaciones afectadas por la ley, ha intentado recurrirla. Sendrine Constant, nuestra jefa de la oficina regional para Europa del Este, explica los efectos potencialmente peligrosos de la nueva ley sobre los derechos de la infancia.
¿Cuál es la incidencia de la nueva ley húngara sobre las ONG?
La nueva ley, que se supone que es para mejorar la transparencia, estipula que toda organización de la sociedad civil que se beneficie de más de 7,2 millones de florines húngaros (26.000 francos suizos) al año gracias a la financiación extranjera debe registrarse en el tribunal húngaro y poner la mención “Organización que se beneficia de financiación  extranjera” a todo material distribuido en Hungría, lo que incluye informes, páginas web y artículos de prensa. Tdh, enteramente financiada por organizaciones del exterior de Hungría, está sujeta a esta nueva ley.
La ley constituye una discriminación en contra de las ONG que se benefician de financiación extranjera. Obligando a estas organizaciones a colocar una nota mencionando su financiación, así el gobierno busca inspirar una cierta desconfianza al gran público en lo que respecta a la organizaciones cuyo trabajo favorece grandemente a la sociedad civil.
¿Cómo replica Tdh a la entrada en vigor de esta ley?
Hemos decidido conformarnos. Nos hemos registrado en el tribunal y respetaremos las disposiciones de la ley. Sin embargo, también nos hemos unido a la lucha que intenta invalidar esta ley estigmatizante. Tdh se ha unido a un extenso movimiento ciudadano contra la ley y ha puesto un recurso ante el Tribunal Constitucional del concierto con las otras numerosas organizaciones afectadas por la ley.
¿Cuáles podrían ser los efectos nefastos de estas medidas sociales coercitivas en Hungría y en Europa del Este?
Esta ley constituye una tentativa deliberada de dañar los valores democráticos en Hungría. Tiene como objetivo señalar con el dedo y denunciar a las organizaciones cuyo trabajo podría contradecir el discurso oficial del gobierno. Hecho un tanto inquietante: esta ley húngara es muy similar a una ley rusa que pone tasas a las organizaciones financiadas por capital extranjero y con “agentes extranjeros”. Estas leyes podrían llegar a ser más estrictas con el tiempo, hasta el punto en que Tdh no sería capaz de jugar su rol en materia de defensa de los derechos de la infancia.
¿Cuáles podrían ser los efectos de esta ley sobre los niños y niñas ayudados por Tdh, en Hungría y en otros lugares?
En Hungría, esta nueva ley tendrá repercusiones en los derechos de la infancia migrante, que tendrán dificultades para obtener los servicios esenciales, sobre todo asistencia jurídica. Los niños y niñas migrantes también serán susceptibles de ser detenidos por las autoridades a causa de su situación de migrantes.
En la región, el efecto dominó de leyes parecidas podría tener repercusiones todavía más desastrosas. En Rumanía, actualmente se considera la adopción de esta ley. En Moldavia, un nuevo proyecto de ley propone marcar a toda organización que pueda influir en las políticas gubernamentales. Entonces sería imposible por parte de las organizaciones promocionar los derechos de la infancia en Moldavia, lo que permitiría al gobierno mofarse de estos derechos sin ser tenido como responsable.

Sendrine Constant, jefa de la oficina regional de Europa del Este, de Terre des hommes.  
Fuente original: http://bit.ly/2vwVn8W

jueves, 27 de julio de 2017

Objetivo Haití: paliar las altas tasas de analfabetismo y la precariedad educativa 

Terre des Hommes-Haití trabaja en el país desde hace 27 años con proyectos orientados a la protección de la infancia. Ha intervenido de forma inmediata, tras el devastador terremoto de 2010, en actividades de protección a menores, agua, higiene y saneamiento, y reducción de riesgos y desastres. Desde hace 6 años, la Fundación trabaja hacia intervenciones que persigan estrategias progresivas de desarrollo y no sólo asistenciales, como la educación. Es lo que pretende con el proyecto sobre la Mejora de la Educación Básica de calidad de la Infancia vulnerable en Corail, Puerto Príncipe”.
Haití es el país más pobre de América Latina y el Caribe, con un Índice de Desarrollo Humano (IDH) de 0,483. La degradación de la situación tras el seísmo de 2010, se ha traducido en un incremento del nivel de vulnerabilidad a todos los niveles, incluyendo la educación. La duración media de la escolarización no llega a los 5 años. Las situaciones de desplazamiento prolongado son otro de los grandes problemas, provocando una situación de emergencia social: falta de cohesión social, problemas de gestión social y urbanística, pérdida de referencia para los jóvenes y, en general, dificultades de acceso a los servicios sociales básicos. El campo de Corail, construido tras el terremoto como refugio para los desplazados, es un buen ejemplo de esta situación crítica.
La educación en Haití es una de las asignaturas pendientes del país, con una tasa muy baja de escolarización, que no alcanza el 47% de los menores en edad escolar. Este dato no sólo nos habla de la vulneración del Derecho fundamental a la educación, sino también del peligro de la seguridad de la infancia de Corail, que se encuentra en situación de calle y desprotección. El origen del problema se encuentra en las madres y padres de los niños y niñas, que no priorizan la educación de sus hijos, en parte porque ellos mismos no han recibido una educación formal o informal. Esto explica las altas tasas de analfabetismo haitiano. Además, es necesario destacar la precariedad que enfrentan las escuelas en Corail, Puerto Príncipe, que origina un nivel muy bajo de la calidad de la enseñanza en el municipio.
Los objetivos fundamentales que persigue Tierra de hombres con este proyecto son: la escolarización de un centenar de niños y niñas, beneficiar a más de 2.000 menores de tres escuelas de Corail con equipamiento adecuado y sensibilizar las familias de los pequeños de la importancia de la educación en el futuro de sus hijos.

Además, se formará a los líderes comunitarios para identificar los criterios de vulnerabilidad de niños/as en riesgo de abandono escolar o de aquellos que no están escolarizados. Esta formación les permitirá derivar a los menores identificados para ser atendidos adecuadamente por los servicios correspondientes. Cada niño o niña escolarizada será objeto de seguimiento pedagógico semanal durante todo el periodo de ejecución por trabajadores sociales junto a los miembros de la comunidad. Los comités de padres y madres de las comunidades, así como los comités de protección de la infancia, comités de menores líderes, y asociaciones de mujeres, serán reforzados para poder realizar el seguimiento de los beneficiarios.
Fuente original: http://bit.ly/2uG0xfp