martes, 8 de agosto de 2017

Luchar contra el trabajo infantil en origen


Los dirigentes de los 20 países de la cumbre del G20, en su reunión de Hamburgo, se han comprometido a eliminar el trabajo infantil en las cadenas de aprovisionamiento de ahora a 2025, subrayando así la responsabilidad de las empresas en materia de respeto de los derechos de la infancia. Terre des hommes – Lausana (Tdh – Ayuda a la infancia) juega  un papel  en la consecución de este importante objetivo.
Actualmente 168 millones de niños y niñas en el mundo son obligados a trabajar, de los cuales 85 millones trabajan en actividades peligrosas, el riesgo de explotación de los menores acecha en el conjunto de la cadena de aprovisionamiento. La violación de los derechos humanos y de las normas laborales en estas multinacionales ha sido objeto de discusión durante la cumbre del G20 que ha tenido lugar en Hamburgo.
Los países del G20 se han comprometido a tomar medidas inmediatas y eficaces para eliminar el trabajo infantil de aquí a 2025 concentrándose particularmente en la responsabilidad de las empresas en materia de respeto de los derechos humanos. Responsabilidad que afecta no solamente  al medio laboral inmediato sino a toda la cadena de aprovisionamiento. Se trata de una tarea compleja y alcanzar este objetivo necesitará la colaboración de gobiernos, empresas, sindicatos y ONG. En este marco, Tdh está designada para ayudar a las empresas a operar los cambios estructurales deseados.
Según Peggy Herrmann Ljubicic, responsable del programa sobre trabajo infantil: «En nuestros días, para maximizar su valor social y comercial, las empresas están interesadas en luchar contra el trabajo infantil. Por eso, es esencial abordar el problema bajo un nuevo ángulo: solicitando para ello la participación de las empresas que juegan un papel en la cadena de aprovisionamiento. Juntos, gracias a una colaboración constructiva e innovadora podremos crear nuevos modelos de negocios que contribuyan a eliminar el trabajo infantil y las condiciones de explotación a todos los niveles
Hasta ahora, Tdh se ha concentrado en el trabajo de los empleados domésticos, en la explotación sexual y en el trabajo infantil en las pequeñas empresas. Hemos colaborado con los propietarios de las fábricas de ladrillos para eliminar el trabajo de los niños y niñas menores de 16 años y darles la oportunidad para ir a la escuela y mejorar las condiciones de trabajo de los jóvenes mayores de 16 años. Iniciativas que han dado sus frutos.
Nuestro primer objetivo es reducir el número de niños y niñas empleados en las cadenas de aprovisionamiento. Con este fin, esperamos colaborar con las multinacionales para velar por el respeto de los derechos humanos y de las normas laborales y así acudir a la fuente para eliminar las peores formas de trabajo infantil.
En 2016, Tdh ha acudido en ayuda  de más de 200.000 niños y niñas víctimas de explotación o en riesgo de serlo. Gracias a la colaboración con ventajas recíprocas en el sector de la confección, de la extracción minera y de la agricultura, trabajamos para poner fin a la explotación laboral infantil en el mundo y garantizar el respeto de los derechos de la juventud trabajadora.
Fuente original: http://bit.ly/2vBtFau